Tierras de Treeason

Tierras de Treeason
Arana

miércoles, 29 de julio de 2015

Argenthea según Olalla Pons.






Cuando empecé a escribir "Argenthea" era una historia para mi. Cierto es  que quería crecer como autora y llegar a un nivel en el que pudiera aspirar a poder compartirlo de una forma más pública.
Mihkael se convirtió en un personaje clave que me impulsaba, casi como una inspiración en mis sueños y día a día el amor entre una querubín y un arcángel se fortaleció hasta convertirse en un novela que fue perfeccionándose gracias a las aportaciones de amig@s, investigando en internet la mejor forma de colocar comas, los tildes que la RAE se empeña en cambiar constantemente, aprender cómo estructurar sin perder coherencia...
Es cierto que he escrito desde que pude empuñar un bolígrafo, pero todavía estoy aprendiendo cómo se hace y es un camino apasionante.
El viernes pasado se presentó mi novela de la mano de Multiverso Editorial y mi compañera Noe Guardia, a los que estoy muy agradecida por su celo y por acompañarme desde el principio. 
No soy una persona a la que le guste hablar, es más, los que me conocen saben que hasta hace pocos años no me hubiera atrevido a hablar en público bajo ninguna circunstancia. Estoy muy contenta de cómo salió todo, aunque se confirmó que no me gusta ser el centro de atención, pero andando se hace camino, así que ¡adelante sin flaquear!
Al día siguiente de la presentación me llamó una amiga mía y me dijo que su hija ya se había leído la novela. Uff, me quedé ojiplática. Mi amiga me contó que a su hija le había encantado cómo escribía y según sus palabras textuales (copio y pego): "Dice que eres muy culta... Le encanta como escribes... mejor que Michael Ende.."
Con esas palabras estuve todo el día sonriendo.
Luego me escribió mi amiga Olalla y ya me dio alas y me asusté. 
Y me dije: Ufff, no, no nada de echarse a volar, tengo que tener los pies en el suelo, me conozco y sé lo que me afectan estas cosas. 
Pero sus palabras seguían alegrándome, seguían haciéndome sonreír sin parar y hoy os las traigo aquí, a mi rincón de pensar, al otro lado del espejo para que siempre pueda leerlas y pensar que tengo que seguir esforzándome en dar lo mejor de mí, en respetar al lector por encima de todo y darle un instante, un momento, un tiempo de solaz y emoción en el que su mente y su corazón estén libres de pesares y responsabilidades propias de la vida cotidiana.




Opinión de Olalla Pons, una excelente escritora y mejor compañera:

«Me gustaría compartir con todo el mundo mi opinión sobre la última novela de Paula Rossello Frau, Argenthea, porque me ha dejado absolutamente fascinada.
Lo cierto es que no me ha sorprendido su elegante prosa y su extravagante y singular estilo, pues ya me lo habían insinuado con “La Reina Lyriana de Treeason”, novela publicada de la mano de Romantic Ediciones. 
Y es que Paula no solo es capaz de crear un mundo absolutamente original en el que los protagonistas son ángeles, (en mi opinión, un sub-género muy poco escogido por las autoras de novela romántica) sino que también es capaz de adornar ese mundo con una prosa como he dicho antes, elegantísima, una trama no menos interesante, llena de simbolismos en la que nada queda al azar, y unos personajes... ¡Uff! Unos personajes absolutamente espectaculares.
Paula sabe mantener la tensión hasta el final con una trama apabullante, llena de acción, de secretos, de incógnitas, que solo al final el lector comprenderá y hallará el sentido en medio de un clímax que por poco me deja exhausta. Y es que llegados a este punto, quien tenga el vicio de morderse las uñas ya se habrá comido hasta las falanges de los dedos.
No quiero revelar demasiado. Sería un sacrilegio hacerlo, pues ir descubriendo todo ese mundo, el porqué del amor entre Argenthea y Michael, y el desarrollo del mismo, es una de las cosas que me han mantenido en vilo y ha hecho que me zampe la novela en día y medio.
La historia de amor es épica, dulce, sensual, pasional, lo tiene todo. Nadie, estoy absolutamente segura de que NADIE es capaz de amar de la forma en que se aman Argenthea y Michael. Pero él... él... Mickael me ha dejado absolutamente enamorada. Loquita de amor por él. Es un personaje sublime, perfecto, increíble. Ni siquiera soy capaz de imaginármelo físicamente de tan hermoso que es. Pero creedme, su belleza no es lo que más brilla en él... Su luz máxima es el honor, su amor incondicional hacia Argenthea es el faro que lo guía, y su sacrificio, es en mi opinión superior al de ella. (Cuando la leáis me entenderéis) Y su declaración final ante los venerables... Por poco me muero de amor... tenía el corazón a mil por hora...
A destacar Gabriel. (Absolutamente encantador, y espero y daré guerra para que Paula se anime con su historia)
Y el malo... Luzbel... La mejor descripción de Diablo que he leído jamás. ¡La mejor! Me ha impresionado, emocionado, aterrado, y encima me cae bien el cabrón...
La escena final, por poco me mata de angustia... Mientras la leía, tenía el corazón en un puño...
En fin, que os la recomiendo. Hace tres días que la he acabado y aun no me la puedo quitar de la cabeza.
¡¡¡Enhorabuena Paula!!! Y... Quiero más. ¡¡¡QUIERO MAS, MAS Y MAS!!!».

¡Muchas gracias Olalla!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier comentario será muy bien recibido. Al escribir, lo hago para mí misma, pero al no ser objetiva, los comentarios, críticas o apuntes me son muy necesarios y de los cuales espero poder aprender para llegar a ser una buena escritora algún día. Muchas gracias por tu tiempo.