sábado, 3 de agosto de 2019

Sé Mía y te daré el Mundo


Hoy os traigo la novela con la que participo en el Premio Literario Amazon 2019.
Nunca hubiera pensado en presentarme si no fuera por mi amiga Olalla, que me propuso la idea con la novela de Hans, como yo la llamo, aunque su título es:

Sé Mía y te daré el Mundo



Esta novela la tenía guardada desde que la escribí, hace muchos años, porque recibió un montón de negativas de las editoriales a las que la envié y durante todo el proceso seguí editándola, corrigiéndola y cuidándola. Pasé muchas horas documentandome sobre las ciudades en las que ocurren las escenas, sobre los métodos policiales, sobre testimonios reales de personas que habían sido objeto de abusos en el denigrante y terrible mercado que existe y que se engrosa día a día sobre la trata de personas.

Se convirtió en uno de mis retoños más preciados precisamente por lo mucho que trabajé en ella, por lo mucho que invertí: tiempo, esfuerzo, ganas y determinación para que cuando saliera al mercado tuviera toda la calidad posible; toda la que, en mi humilde saber y hacer, le podía dar. 
No sé si lo habré logrado, espero que sí.






La magnífica portada y la excelente maquetación del interior son de Olalla Pons.
Os dejo el enlace a su blog: Olalla Pons, donde podréis disfrutar de sus diseños, de sus libros, del maravilloso trabajo que hace.






Cuando me presenté al premio nunca, nunca, pensé que pudiera tener la fantabulosa (perdonad la palabreja, pero es que el corazón me va a mil por mil) acogida que está teniendo. Estoy súper mega feliz...
Ahí está. En el número uno de los más vendidos en Libros Románticos eróticos.





Y es algo que atesoro en mi corazón cada día. Os lo puedo asegurar.

Como os decía, esta novela la escribí hace mucho tiempo, antes de Argenthea, antes de Lyriana. 
Se convirtió en mi referente cuando empezaba a escribir otro proyecto y aunque siempre recibía una negativa por parte de la editorial a la que la enviaba, nunda dejé de creer en ella. 
Sabía que era buen material, que la historia de Hans merecía la pena, que él lo merecía y sabía que tarde o temprano iba a ver la luz.
También existe otra razón por la que esperé. La tenía terminada y en reposo, a punto de enviarla a mis amigas (en ese entonces ni sabía qué era una lectora cero ni tampoco que existieran) para que me dijeran lo que pensaban, pero justo en ese momento explotó el boom con una novela de esa temática. ¡Y menuda explosión!
Mi cara fue un poema:






¿Y ahora qué hago?, me pregunté. No sabía qué hacer, porque si la enviaba a alguna otra editorial podrían pensar que intentaba copiar o subirme a un carro al que ni por asomo quería subirme. 
Mi novela no tenía nada que ver con lo que había salido al mercado y no podía hacerle eso a todas las personas que me habían dedicado su tiempo para hablarme sobre BDSM, sobre cómo lo sentían, sobre cómo lo vivían. Sería un insulto.
Y además no podía hacerle eso a Hans. (Sí, es verdad, me refiero a él como si fuera de verdad. Y en mi cabeza es de verdad. Pero solo ahí). Me había esforzado tanto en escucharlo cuando se sentaba a hablar conmigo, en ese espacio que los autores compartimos con nuestros personajes, en otorgar a mis letras su honor, sus principios, su fuerza y su ternura, su intensa pasión por la vida, que me parecía que se perdería arrollado por un tsunami imparable. 
Después el mercado se vio saturado.
Y tomé la inamovible decisión de no publicarla por el momento. Aunque ese momento se convirtió en un año, y otro, y otro, y otro más. Así hasta llegar a 2019 y a que mi querida amiga me metiera en este proyecto del Premio Amazon: 
«—Con esa novela que tienes en el cajón», me dijo con entusiamo, y pensé: Quizás es el momento de que conozcan a Hans y a Ivy.



Así que aquí la tenéis. Me encantaría que le dieráis una oportunidad. ¡Os sorprenderá! 

Sinopsis:
«Hans siempre tuvo muy claros sus sentimientos de Dominante y junto a su amigo

Leandro recorrió, años atrás, los locales de un submundo de magia y misterio, y

llenó sus noches y sus días con juegos y prácticas no alcanzables a la mayoría de los
mortales.
Pero su vida sufre un serio revés y queda a cargo de Ivy, una adolescente de catorce
años, huérfana de unos queridos amigos suyos, muertos de forma en un accidente de
tráfico.
Hans está demasiado ocupado con sus negocios, además de colaborar activamente con
un grupo policiaco contra la trata de personas, como para asumir la tutela a tiempo
completo de Ivy, y la envía a un internado suizo para que crezca con las mejores
comodidades. A medida que Ivy crece, Hans decide ser lo más discreto posible con su
vida alternativa. Y nace una amistosa camaradería entre su tutelada y él.
Pero…
Ivy se está convirtiendo en una joven mujer muy atractiva, demasiado atrayente,
incluso, para su tutor.
¿Podrá Ivy derribar las barreras que Hans interpone entre ellos?
¿Impedirá Hans que el ardiente anhelo que lo desgarra le haga perder el control?
El destino es caprichoso y puede que ninguno pueda decidir sobre lo que ya está escrito
en el futuro».

Comentad y compartid, si os apetece (-_^) 

¡Hasta la próxima!